miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿ ES FRANCIA UN PAÍS MICÓFAGO?

Desde siempre se ha considerado a nuestros vecinos franceses como el país de las delicadezas culinarias, del saber vivir y, al nivel que nos ocupa, de grandes conocedores de la micología y de la cocina micológica.


Y a pesar de todo me siento capaz de afirmar, que en Francia, no siempre fue así, y en lo referente al conocimiento y culinaria de las setas, su afición es francamente reciente.

Me baso para ello en los datos recogidos del que quizá sea el libro francés más vendido en el mundo y posiblemente el traducido a un mayor numero de idiomas. Me refiero a la aventuras de
Asterix “el galo”. El conocimiento de los primitivos franceses de la micología, se reduce como podemos ver (figs. 1,2 y 3)

a algunas especies del género Amanita, quizá a algunos Coprinus y algún que otro Fomes. Claro que para los romanos invasores (“están locos estos romanos”) el interés por las setas se reducía a darles patadas(Fig. 4) .


En cualquier caso poco bagaje para un país de una gran micología culinaria, cuna de grandes micólogos, fundador de las primeras sociedades micológicas y espejo para todos los aficionados. Es más, podría añadir que los primitivos franceses, cuando recolectaban alguna seta, eso sí, en cesta de mimbre (Fig. 5),

se dedicaban fundamentalmente a la Amanita muscaria, de todos conocida por sus efectos alucinógenos. Al no ser el recolector de la imagen ningún druida, creo poder afirmar que sus fines no eran culinarios, sino posiblemente el poder disfrutar de las experiencias sensoriales proporcionadas por las setas. Es decir, colocarse. Lo cual nos lleva a confirmar que Francia no ha sido siempre un país micófago. Eso no significa que no hayan disfrutado los galos con las setas.



Well































CONCLUSIONES


Well

sábado, 12 de diciembre de 2009

Clavariadelphus pistillaris (Fr.) Donk


ATLAS MICOLÓGICO (XVI)







DESCRIPCIÓN.- Esta es una de esas setas que no tienen la típica forma de seta, presentando la esporada amarilla. Pertenece a la familia de las Clavariadelphaes, dentro del orden Clavariales, en la clase de los Homobasidiomycetes.


Tiene el aspecto del "basto" de la baraja española, de coloración amarillenta y alcanzando un tamaño de casi 25 cm. Crece formando grupos en bosque de hoja caduca, bien entrado el otoño y en ambientes muy húmedos.


FOTOGRAFÍA.- Entre las hojas caidas de un bosque de roble melojo cerca de la carretera de Astorga, pasado San Miguel del Camino, el dia 12 de Diciembre.


RECETA.- Se emplea como condimento y, por su amargor, para deshabituar a los crios del chupete. Puedes probarla, y si te gusta (el sabor, por supuesto) nos lo comunicas.

BOCADO DE REYES

Una tarde de febrero de 1877 partía de Madrid el Rey Alfonso XII y su numerosa comitiva con destino a Cartagena, en cuyo puerto iban a iniciar un viaje por mar de casi dos meses de duración, durante los cuales el monarca recorrería las costas de Valencia, Cataluña, Baleares y Andalucía. Por primera vez, a sus escasos veinte años, el Rey tomaría el mando de las operaciones bélicas simuladas que iban a desarrollarse en el Mediterráneo.
De la utilidad de aquel periplo –para el españolito de a pié- poco ó nada trascendió, salvo la merma de caudales que sufrió el erario público (ó real.....) tras sufragar los gastos de la expedición.

Se programaron escalas en numerosos puertos y visitas a ciudades, todo ello con los consabidos actos protocolarios que incluían ¡cómo no!, extraordinarios agasajos gastronómicos por parte de S.M. a las autoridades locales. Entre los miembros de la real comitiva viajaban los mas destacados cocineros de la Corte. Los ágapes ó comilonas se componían de, al menos, siete platos, pudiendo llegar a catorce en algunas ocasiones; abundaban especialmente las carnes: jabalí, vaca, pichones, perdices.... que se regaban con los mejores caldos franceses (...un Borbon fiel a su orígen...).
¡Cuantos excesos a cuenta de la ciudadanía! Aunque, aún en medio de un dispendio tan innecesario, justo es alabar el buen gusto culinario de la realeza de entonces -aquí quería yo llegar- cuando, al menos, en dos de estas celebraciones fastuosas, se sirvieron platos con setas. El 3 de marzo en Barcelona, los invitados tuvieron ocasión de degustar “riñones con setas” y el 4 de abril, cuando los expedicionarios visitaron Córdoba, fueron obsequiados con un suculento menú en el que destacó como plato estrella “pavo asado con trufas”.
¿.Y la plebe?.....Al menos no padecería tanto de “gota”.

Raquel Alvarez

jueves, 10 de diciembre de 2009

EN RIO CAMBA



La salida, fue a las 9,30 am. pero es disculpable. Razones de índole familiar, perentorias, no permitieron poner rumbo a Río Camba como hubiera sido deseable, por parte de este "escribidor".

Seis aguerridos socios de la micológica, seis, habían consensuado asomarse por aquellos pagos, por ver si el Cratharellus tubaeformis, así como el Hydnum repandum, habían hecho acto de presencia por aquellos pagos. Salida infructuosa bajo ese punto de vista, pero muy fructífera, por disfrutar de la compañía- siempre grata- de los componentes de la expedición. Por otro lado, se vieron, no exageradamente, pero sí no menos de unas 40 especies, y les permitió a algunos de lo expedicionarios, recolectar varios Lactarius deliciosus y Tricholoma portentosum, así como hacer algunas fotos al que suscribe, además de haber visto entre otras:


-Boletus edulis;Hypholoma fasciculare; Hygrophoropsis aurantiacus;Lepista nuda;Cortinarius trivialis, mucosus y elatior;Mycena rosea;Schizophyllum commune;Bjerkandera adusta( con piña incluida), y un largo etc. que se podría continuar.

Será para otro día.
-Adjuntamos foto para su constancia.


Julián Cerezal Fdez.Asoc.Micolg.Leonesa San Jorge.

martes, 8 de diciembre de 2009

RUMBO AL SUR



-En el mes de 0ctubre, lo recuerdo perfectamente, nuestros campos estaban sedientos. Yo diría que a punto de la extenuación, por la sequía tan prolongada que habían tenido que soportar. Los veneros, muchos de ellos, no conservaban ni el caudal ecológico. La Naturaleza estaba muerta, o mejor dicho en letargo, esperando el momento de poder volver a sorprendernos- una vez más- con esa maravilla que supone el resurgir de nueva vida. Las setas " esos enanitos de gorros de colores, que tienen sangre de agua porque son hijos de la lluvia"( Wenceslao Fdez Flórez dixit , en su Novela El Bosque Encantado)decía que las setas no habían "nacido".

-Yo me encontraba en mis días de asueto ( uno también tiene derecho a vacaciones) y habiendo seguido con avidez los pronósticos que los hombres del tiempo nos daban en varios medios de comunicación, me lancé sin más miramientos a la Sierra de Grazalema deseoso como estaba de pisar campo, y después de recorrer unos cuantos- mejor dicho muchos- kilómetros, me encontré la misma pertinaz sequía que por estos lares leoneses. Decepción total, micológicamente hablando. El paisaje espectacular. Aquellos pueblos, que parecen casitas de los belenes navideños,suspendidos en las laderas de la sierra,que uno recuerda, y añora de su infancia, colgados por la serranía gaditana/ malagueña, todos ellos encalados de un blanco inmaculado: Benalauría, Benamahoma, Cortes de la Frontera, Ronda, y un largo etc. Sí , sí, pero de setas nada de nada. Con una decepción más, vuelta a los cuarteles del Puerto de Santa María, donde uno tenía su pernocta.

Seguía erre que erre con el gusanillo de ver setas y un poco a "regañadientes" convenció a su sufridora, y se lanzaron a la Sierra de Aracena y Picos de Aroche.¿ Cómo no ?...A buscar setas. Una mañana tempranito, puso rumbo a la serranía de Huelva, hacía Fuenteheridos, y Castaño del Robledo. Hasta los nombres de los pueblos son bonitos. No se el primero, pero el segundo hace honor al nombre. Hay muchos castaños y muchos robles. Buenos hábitats. Y efectivamente, pisé campo y vi setas. Aunque a decir verdad, ir a buscar liebres a cama de galgos....Pero alguna siempre dejan. Encontré dos "Tanas" y varios "Tentuyos". Adjunto foto para su constancia y también del hábitat. De regreso, en el pueblo de Aracena, y con ganas de reponer fuerzas, contacté con la Asociación Micológica Amanita, de dicha localidad, y Manolo Campo, su presidente, como el Boti y la Secretaria de la misma, me invitaron muy amablemente a su Sede Social, sita en la Finca Valbono, donde compartí con varios socios, y pude ver Amanitas caesareas en abundancia. No quise abusar de su amabilidad y decliné quedarme a la cena que ellos estaban preparando a la cual se me invitó. Otro día más.

Julián Cerezal Fernández.
Asoc.Micolg.Leonesa San Jorge.

sábado, 5 de diciembre de 2009

CATA MICOLÓGICA

Como todos los años por estas fechas los socios y simpatizantes, colaboradores en la exposición de la Semana Micológica, se reunieron en la Asociación alrrededor de una variopinta mesa con preparaciones culinarias de base micológica.


Se hizo una cata del Hygrphorus russula, recolectado días antes, concluyendo los asistentes, que no es una seta de tan poca calidad como se le supone en la mayor parte de los libros de micología, que no tiene el amargor al que se hace referencia en los mismos libros y que posee una buena y agradable consistencia. Quizá influyera la labor de cocinero que hizo los honores ( un buen fichaje para los figones al que hay que sacar partido) o quizá el mérito fué de quien se molestó en "descuticular" las setas una a una (Justi). El caso es que con esta seta, se encontró otra buena disculpa para salir al campo.


Los Lactarius deliciosus, con los que se prosiguió la cata, preparados por Belén con una salsa muy leonesa (de las de "echa pan y moja") recibieron la aprobación general.


Pero para aprobación general, fué la que supuso la propuesta del Presidente, que en un arranque de la generosidad que le caracteriza, impropia por otra parte en un banquero, corrió con los gastos del convite. ¡Olé tus carlets!