martes, 17 de julio de 2018

Las setas en época de lluvias



El cambio climático ha producido tal efecto en esta Asociación San Jorge, que en esta temporada de primavera-verano, se están encontrando múltiples y variadas especies, de las que no teníamos conocimiento desde mucho tiempo atrás. Han habido fuertes lluvias, tormentas, granizadas, desbordamientos e inundaciones. Lo cual puede también originar complicaciones serias. Como aquella vez que nos quedamos aislados en medio del rio, mientras buscábamos Flavolaschia calocera en terrenos húmedos y de la que dejamos constancia gráfica.

Composición de Magín







miércoles, 11 de julio de 2018

HUELLAS MICOLÓGICAS EN LA ARQUITECTURA....







El camino fue abierto por Rafael Gallego unos post mas atrás y de ahí que archivosdemicologia entrara a lo me cago en diez en el asunto. Se trata de buscar y encontrar las huellas aparentemente micológicas en aquello que no fue creado, construido, ideado o fabricado pensando en las setas. O tal vez si, quien sabe.



En este caso es la fachada del Palacio de Renedo, casa solariega de los Marqueses de Prado en la leonesa localidad de Renedo de Valdetuéjar, del siglo XVII y que actualmente forma parte de la “ostentorea” entrada de la Obra Hospitalaria de Nuestra Señora de Regla. Figuran en esta fachada varios escudos heraldicos representando un león, ni rampante ni andante, entre el cual y la corona del propio escudo, figura la imagen de lo que creemos es una seta.



Es muy frecuente en los libros de iniciación micológica el siluetear la imágen del género que se trate, para una mejor conocimiento y comprensión. En este caso, archivosdemicologia cree que la silueta representada es, ni mas ni menos, que un Hygrocybe de márgen enrrollado. Lamentamos profundamente no darle el apellido que lo tendría que poner de cualquier modo D. Andrés Seoane.



Desde aquí animamos a las leonesas, a los leoneses y a los militares sin graduación a imaginar.

miércoles, 4 de julio de 2018

Lactarius zonarius (Bull.) Fr.


ATLAS MICOLÓGICO (CLXV)

 

Descripción.- Los habituales niscalos son lactarios de cutícula zonada del mismo color anaranjado que las láminas, con látex asimismo naranja y con domicilio en el pinar. El menos habitual Lactarius zonarius presenta una cutícula tambien zonada de colores naranja mas apagados, las láminas son de tonos crema, el látex blanco e inmutable, que finalmente se torna acre y reside en planifolios. Son por lo general de mayor tamaño que los níscalos y crece en corros.

Fotografía.- Tomada hace unos días en un bosque de robles en terreno muy húmedo.

Receta.- Especie picante y acre no comestible. No hay receta.

sábado, 30 de junio de 2018

Mycena rosea Gramberg

ATLAS MICOLÓGICO (CLXIV)




Descripción.- El género Mycena lo conforman cientos de especies, algunas de ellas bioluminiscentes, de esporada blanca y sombrero manifiestamente cónico. Son setas saprófitas, frágiles, delicadas y de pequeño tamaño, por lo que frecuentemente se las puede ver agrupadas.

Esta Mycena rosea presenta un sombrero de los grandes para el género. Es cónico- acampanado pasando a plano con el desarrollo. La cutícula es higrófana, de color variable de rosa a salmón y con el márgen estriado. Crece agrupada en bosques húmedos de primavera a otoño.

Fotografía.- Tomada este fin de mes en zonas muy húmedas de un bosquete de Quercus pyrenaica en el ayuntamiento de Valverde de la Virgen.

Receta.- Aunque huele y sabe a rábano, contiene derivados muscarínicos, lo que hacen de esta una seta tóxica para casi todos.

miércoles, 20 de junio de 2018

Güest vanc del verano


Mañana comienza el verano y la cosa no va a parar ahí. Son variadas las setas que aparecen entre el final de la primavera y el principio del estío. Los aficionados patean todo tipo de hábitats, praderio y bosque, con el fin de encontrar esa especie esquiva que hace años ni ven ni fotografian. El cansancio, pues, se acumula. Y nada mejor que un merecido descanso en un “Vest vanc of de güorld” de interior.





Los buenos bancos de interior, no tienen por qué tener cuatro patas ni estar fijos al suelo. Y aquí tenemos un ejemplo cerquita de León. El guerrero/micólogo toma un merecido descanso balanceandose a merced del viento y al arrullo de los pájaros. El problema surge cuando está acompañado de una micóloga/guerrera...


lunes, 11 de junio de 2018

HUELLAS MICOLÓGICAS EN LA ARQUITECTURA ASTORGANA


Fondo de wikipedia.org


Un edificio destacado de la monumental e histórica Astorga es su Palacio Episcopal, obra a caballo entre los siglos XIX y XX del genial arquitecto catalán Antonio Gaudí i Cornet para su amigo el obispo Joan Baptista Grau i Vallespinós.

En la planta noble del mismo donde se encuentran la capilla, el comedor, la estancia del obispo, también está el Salón del Trono que cuenta con un sillón con dosel ideado por el arquitecto. El palacio como tal, la dependencia con tal nombre y el sillón en sí son muestra del poder episcopal de la época. Allí se celebrarían sus audiencias a destacados personajes y debía quedar patente su status.

Yo había visitado el Palacio Episcopal de Astorga mil veces como quien dice, pero nunca había reparado en un detalle. Éste está en el propio sillón, justo en el borde del asiento, formado por una decoración que recuerda la del cimacio de un capitel románico o un pequeño friso. La decoración en este caso está compuesta por una secuencia de formas zigzagueantes rellenas de formas de la naturaleza; las inferiores como hojas de trébol y las superiores como setas cortadas en vertical.

La imaginación de cada cual no tiene límites y a mí personalmente se me antoja que en el segundo término se trata realmente de SETAS CORTADAS

Ilustrando brevemente el artículo, resalto que el obispo Grau nació en Reus en 1832. Entre otras cosas, fue presidente de la Sociedad Tarraconense de Arquitectura. León XIII le nombró Obispo de Astorga, tomando posesión de la diócesis el 16 de octubre de 1886. El 23 de diciembre de ese mismo año un incendio destruyó el palacio antiguo y por ello Grau encargó a Gaudí la construcción del nuevo, donde está la pieza que nos ocupa. Falleció en 1893 en visita pastoral a Tábara (Zamora). De la vida y obra de Gaudí no voy a hablar porque no acabaría. Simplemente quiero decir que, una de las fortunas de esta querida provincia fue, por avatares del destino, la impronta que nos dejaron ambos personajes.
Siendo ambos buenos catalanes y siendo los catalanes buenos micófilos, ¿por qué no pudo ocurrir que se les ocurriera plasmar unas setas en su obra de Astorga?
 

Rafael Gallego – Asociación Micológica Leonesa San Jorge

viernes, 8 de junio de 2018

Pisolithus arhizus (Scop.) Rauschert

ATLAS MICOLÓGICO (CLXIII)


 

Comentario.- Este Boletal de la familia Sclerodermataceae, es una seta semihipogea, en forma de pera de joven con cordones miceliares amarillentos. El peridio de color pardo, se resquebraja con el desarrollo, abriendose en estrella al ambiente para soltar sus esporas. La gleba esta formada por múltiples alveólos de tonos claro-amarillentos al corte. Frecuente en suelos arenosos, semienterrada en todo tipo de bosques de primavera a otoño.

Fotografía.- De estos dias en un bosque de planifolios en la cuenca del Esla.

Receta.- De olor aromático antes de su maduración, podría emplearse por quien se atreviese, para dar color a los platos de caza (becadas por ejemplo)