domingo, 28 de abril de 2019

Perretxikos y setas de San Jorge





Para los leoneses-parlantes el término perretxiko se puede entender como Seta de San Jorge (nuestro Patrón) En otras latitudes, que saben mas de micología, este término también hace referencia a la Seta de San Jorge, pero de tamaño minúsculo, como dice la prensa... “esta pequeña seta de primavera, propia de Navarra, Euskadi y La Rioja”. Y amén.

Desconozco, o mas bien quiero desconocer, la normativa legal que se aplica a la recolección micológica en estos lugares. Al sur de Pancorbo y mas acá de Valmaseda, la Calocybe gambosa, seta de primavera, blanquilla, seta de Orduña, moixernó, muserón o seta de San Jorge, requiere para su recolección legal un tamaño mínimo de 3 cm. y un tamaño recomendado de 4 cm. (que podemos asegurar que no es suficiente para la correcta esporulación de la especie, y, por ende, su reproducción)

El término perretxiko, que en euskera significa simplemente seta, no hace referencia precisamente a que esta sea chiquitita. La seta de San Jorge no es una pequeña seta de primavera, dado que alcanza en sazón hasta 8 o 10 cm. Y excepto por la textura no pierde apenas un ápice en sus características organolépticas. 

Y desde aquí solicitamos penas de cárcel por la recolección de setas de primavera de tamaño tan pequeño. Por supuesto que también para quien legalizó esos tamaños. Se acabó con las setas de Orduña y, a este paso, se acabará con las setas de San Jorge. 
RIP

 



Pero San Jorge no es esto solo, sino toda la semana que la Asociación, dedica a su Patrón

-         Hubo una católica, apostólica y leonesa misa multitudinaria.
-         Una comida de hermandad.
-         Una Asamblea general ordinaria y otra extraordinaria.
-         Una conferencia que con el título “El altiplano andino. Flora, fauna y micología” que impartió nuestro socio Carlos Rodríguez.
-         Otra comida mas de hermandad.
-         Una salida al campo en busca de neurri egokia izan daiteke de la que dejamos los resultados a continuación.
  

De izquierda a derecha: 5- 9- 1´5 y 2 cm. Vd. elige

    Y el voto sigue siendo secreto compañero, aunque sabemos de buena tinta quien votó a nuestro Presidente.







martes, 23 de abril de 2019

Gyromitra ticiniana Littini (CLXXXIV)


  Hoy es San Jorge
 




Descripción. - En las guías micológicas de bolsillo en castellano se mencionan de 1 a 3 especies de Gyromitras. En los grandes atlas de varios tomos, llegan a 4 o 5. En las importantes webs de micología general, se llegan a identificar hasta 9-10  especies diferentes. Realmente son mas de 60 las Gyromitras repartidas por el mundo. Hoy damos cuenta de esta infrecuente Gyromitra ticiniana.

Presenta esta seta un sombrero semigloboso de color siena, café con leche poco cargado, de 3 a 4 cm. y descrito como de aspecto cerebriforme, con circunvoluciones agudas en su juventud, con un margen de tonos claritos, para pasar con el desarrollo a unas circunvoluciones mas humanizadas y de hasta 6-7 cm. de diámetro. El pie es de tonos blanquecinos, ancho pero manifiesto. Macroscópicamente es similar a la conocida Gyromitra gigas, pero en plan liliputiense. Microscópicamente son tal para cual. Ocurre que esta especie es de caducifolios y la otra de coníferas ¿Variedades?

Fotografía. - Tomada esta pasada Semana Santa en Fasgar (Valle Gordo arriba) a 1300 msnm. en una ladera con abedul, avellano y fresno, conducidos por Raquel Álvarez, contribuyente de este blog y a quien tenemos que agradecer el hallazgo.

Receta. - Asimismo proporcionada por la mismísima Raquel… ¡NO SE COME! Nos dice que mejor un cocido omañés.

(archivosdemicologia queda pendiente de la confirmación, sin género de dudas, de esta especie. Pero siendo la rabiosa actualidad aquella que guia las setas descritas en este Atlas, nos da ello la razón para publicarlo)

martes, 16 de abril de 2019

Morchella, papón... y ambos de León



Anualmente ocurren en León en esta época, dos grandes, variados y gloriosos acontecimientos. Por un lado, la habitual cita de la gente de San Jorge con los Picos de Europa, su cabrito asado y sus morchellas y de la que dejamos constancia gráfica.

Foto de Jesús Ucío


Y por otro lado la igualmente habitual cita de la misma gente de San Jorge con sus túnicas y sus capillos en las procesiones de la Semana Santa leonesa. Y de la cual, tambien dejamos constancia gráfica. Vemos pues, que todo es compatible.

Foto de Internet


Sera labor del lector avispado, poner cara a los micólogos-papones de arriba. Una pista: Fijarse bien si alguno de los papones lleva navaja setera, botas o cesta de mimbre.




"Cuando el sabio señala la luna, el necio se queda mirando el dedo"

jueves, 11 de abril de 2019

Sorpresa micológica



Las setas pueden depararnos miles de sorpresas. Cuando nos parece un determinado género o una determinada especie, resulta que los derroteros van por otro lado. Cuando damos por hecho que debe aparecer en cierto hábitat, se nos presenta en otro. 

Esto me ocurrió no hace mucho en el pueblo. Estaba sacando agua del pozo con la bomba eléctrica y se me ocurrió levantar la tapadera de madera para ver si se había deteriorado por la humedad. La sorpresa saltó cuando vi que estaba bien, pero, justo en el mismísimo borde del brocal, sobre una superficie de cemento y ladrillo, aunque a la vez sobre algo de aspecto algodonoso y rojizo que, al parecer, sería el micelio, aparecieron unos ejemplares de setas blancas como la nieve posiblemente por la falta total de luz, si bien había alguna pequeñita más marronácea.

En las charlas de nuestra Semana Micológica de 2017, nuestro amigo Juan Antonio nos expuso el tema “Hábitats insólitos de las setas” y pudimos ver los ejemplos de éstas en hábitats raros: simbióticas como las Neotinellas sobre musgo, o saprófitas como Panaeolus sobre estiércol y Onygenas sobre restos de pezuñas o parásitas como Cordyceps sobre insectos y orugas (entomopatógenos), y Peckiellas o Hypomyces sobre ejemplares de otras especies.



Pensé que se trataba de algo parecido a un Panaeolus aunque el hábitat me sonaba raro, pues éstos crecen sobre excrementos de ganado. Sin embargo, los expertos me han sugerido que sería un Leucocoprinus sp o un Coprinus/Coprinellus. La verdad es que, en el sombrero, presentaba unas escamitas marrones similares a las lepiotas pequeñas y el pie de unos 8 cm es abultado en la base. Las láminas finalmente se tornaron negras, lo que sí sucede con los Coprinus y además, según de aprecia en la foto, hay algunos ejemplares ya totalmente licuados y secos. 

En cualquier caso, os lo presento como algo curioso por el hábitat tan poco habitual y para que echéis vuestra mente a elucubrar y hagáis una quiniela si os parece.

Siento no aportar mejores fotos pero tenía miedo de que el móvil se me fuera al fondo del pozo al tratar de enfocar mejor.

Rafael Gallego Rodríguez